Alcaldesa Amparo Sampedro - Alcade Rocafort

Que un Alcalde o Alcaldesa renuncie, no es un tema simple y mucho menos para tomarse a la ligera. Existen muchos precedentes al respecto y la Ley contempla casi todos los escenarios que pueden darse para que todo esté correctamente reglamentado. ¿Pero sabemos en cuanto, como y donde se realizará este proceso?

La renuncia del Alcalde o Alcaldesa

El artículo 40 del Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales. especifica en sus apartados cuarto y quinto:

4. El Alcalde podrá renunciar a su cargo sin perder por ello su condición de Concejal. La renuncia deberá hacerse efectiva por escrito ante el Pleno de la Corporación, que deberá adoptar acuerdo de conocimiento dentro de los diez días siguientes. En tal caso, la vacante se cubrirá en la forma establecida en la legislación electoral.

5. Vacante la Alcaldía por renuncia de su titular, fallecimiento o sentencia firme, la sesión extraordinaria para la elección de un nuevo Alcalde se celebrará, con los requisitos establecidos en la legislación electoral, dentro de los diez días siguientes a la aceptación de la renuncia por el Pleno, al momento del fallecimiento o a la notificación de la sentencia, según los casos.

El Alcalde puede pues renunciar a su cargo sin perder la condición de Concejal, o renunciando también a dicha condición si así lo desea, obligando al Pleno de la Corporación a adoptar acuerdo de conocimiento de la renuncia en el plazo máximo de diez días hábiles siguientes a la presentación por escrito de dicha renuncia, pasando a regularse la elección del nuevo Alcalde según los artículos 196, 197 y 198 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General con la totalidad del pleno constituido.

La renuncia al cargo de Alcalde se iniciará pues con la presentación del escrito en el registro general de entrada del Ayuntamiento y debe ir dirigido al Pleno que deberá de celebrar una sesión extraordinaria para ello. Dentro de los diez días siguientes tendrá que celebrarse una sesión de Pleno, para que por dicho órgano adopte acuerdo de conocimiento de la renuncia. Como parece ser este caso (según informa HortaNoticias), si el actual Alcalde renunciara también a su condición de concejal, habrá de procederse a atribuir el cargo de concejal vacante al correspondiente candidato o suplente de la misma lista presentada a las elecciones, siendo siempre en estricto orden de colocación según el artículo 182.1 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, salvo que dichas personas renunciaran a ello.

Esta sesión plenaria será convocada por el propio Alcalde saliente, ya que sigue ostentando dicho cargo hasta la celebración de dicho pleno. Una vez tramitada la renuncia del Alcalde y celebrado el pleno para ello el puesto de la Alcaldía queda vacante, pasando sus funciones al primer Teniente Alcalde hasta que se elija a un alcalde nuevo, de acuerdo con el artículo 23.3 de la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local.

Elección del nuevo Alcalde o Alcaldesa

Para la elección del nuevo Alcalde, el artículo 196 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General dispone lo siguiente respecto a quiénes pueden ostentar la condición de alcaldables:

“En la misma sesión de constitución de la Corporación se procede a la elección de Alcalde, de acuerdo con el siguiente procedimiento:

a) Pueden ser candidatos todos los concejales que encabecen sus correspondientes listas.
b) Si alguno de ellos obtiene la mayoría absoluta de los votos de los concejales es proclamado electo.
c) Si ninguno de ellos obtiene dicha mayoría es proclamado Alcalde el concejal que encabece la lista que haya obtenido mayor número de votos populares en el correspondiente municipio. En caso de empate se resolverá por sorteo.

En los municipios comprendidos entre 100 y 250 habitantes pueden ser candidatos a Alcalde todos los concejales; si alguno de los candidatos obtiene la mayoría absoluta de los votos de los concejales es proclamado electo; si ninguno obtuviese dicha mayoría, será proclamado alcalde el concejal que hubiere obtenido más votos populares en las elecciones de concejales.”

En el caso de las elecciones de sustitutos, se añade el artículo 198 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General que clarifica los supuestos no contemplados por los artículos 197 y 197bis, sobre todo en caso de renuncias de las personas en las listas electorales:

“En los supuestos distintos a los previstos en los artículos 197 y 197 bis, la vacante en la Alcaldía se resuelve conforme a lo previsto en el artículo 196, considerándose a estos efectos que encabeza la lista en que figuraba el Alcalde el siguiente de la misma, a no ser que renuncie a la candidatura.”

Con todos los elementos pues ahora mismo estamos en tesitura triple: que el PSPV-Rocafort y Guanyem Rocafort presenten a las personas de sus lista que deben suceder a los concejales salientes. Cuando estos concejales tomen posesión, convocar el pleno de renuncia, que posiblemente el mismo día pueda hacerse. Tras esta renuncia, convocar de nuevo la elección de Alcaldesa entre los alcaldables y que se conjuguen de nuevo las mayorías para poder elegir al alcalde en primer o segundo intento.

Nos esperan largos días señoras y señores, esperemos que todo para bien del pueblo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.