Ayer miércoles el concejal de Compromís per Rocafort anunció su salida del gobierno municipal de nuestro pueblo. En un comunicado emitido por Eduard Comeig, el regidor explicaba los motivos de su salida y transcribimos íntegramente:

Com a conseqüència del funcionament deficient de l’equip de govern, que no ha permés un intercanvi fluid d’informació, ni la cooperació fructífera entre les diverses àrees ni entre els grups polítics que el conformen, ni tampoc ha afavorit compartir recursos per tal d’impulsar objectius comuns, ni ha facilitat l’autonomia per tal d’avançar en el treball municipal de les diverses àrees. És a dir, en definitiva, que la dinàmica de treball i el funcionament de l’equip de govern, no responen als criteris i esperit reflectius en el document del Pacte de Progrés signat pel nostre grup polític, i que no s’ha volgut corregir després de reiterats avisos.

Per tant RENUNCIE:

a totes les delegacions d’alcaldia, especialment el nomenament com a tercer tinent d’alcalde i en les àrees d’Educació, Infància, Joventut i Participació Ciutadana. I també abandone el govern municipali la Junta de Govern Local.

Espere que la col·laboració a partir d’ara -des de dins de la corporació però fora del governmunicipal- resulte més profitosa.

Ben cordialment

Eduard Comeig

regidor de Compromís per Rocafort

Eduard ComeigEl sr. Comeig amablemente ha atendido a nuestras preguntas al respecto y nos ha dado su versión de lo sucedido, aunque ya hace meses que llevamos viendo quejas por parte de diversos concejales, tanto del gobierno como de la oposición por las dificultades en avanzar en la gestión municipal. Unos alegan falta de personal, otros alegan falta de recursosotros alegan falta de confianza en las decisiones tomadasotros alegan impedimentos por parte del ayuntamiento

Pero en el caso que nos ocupa podemos constatar que en varios plenos, el Sr. Comeig puso en conocimiento de todos los grupos y ciudadanos, las dificultades que estaban pasando funcionarios y servicios a su cargo como Concejal de Educación. Problemas de personal en L’Escoleta, problemas de falta de mantenimiento en el Colegio San Sebastián y problemas en zonas de recreo infantiles entre otros.

12919827_795487113914852_1080490272994690576_n[1]Esta situación de dificultad quedó patente en la desautorización que sufrió el concejal en el último pleno municipal, al rechazarse su propuesta de aceptar algunas reivindicaciones laborales productividad de las maestras de L’Escoleta entre las que están el pagarles la productividad como se hace con otros funcionarios en nuestro municipio. Esta reclamación se fundamentó en el rendimiento personal y esfuerzo más allá de sus obligaciones del personal y que por lo tanto debería de ser valorado como al resto de funcionarios.

Desconocemos cuantos más problemas habrán sido expuestos de manera interna al gobierno, ya que nos es bastante difícil conseguir declaraciones al respecto, pero Guanyem Rocafort también expuso en el pasado problemas parecidos desde las competencias de sus Concejalías. Un ejemplo han sido los diversos intentos de participación ciudadana planteados por dicho grupo político que tampoco han llegado a buen puerto. Todo esto viene a corroborar las palabras del Sr. Comeig, a nadie debería de sorprenderle su salida de Compromís del gobierno pero tampoco debe de ser un drama.

El Sr. Comeig argumenta, en este sentido, que se han presentado mociones por parte de Guanyem y de Compromís que han tenido el respaldo de toda la corporación municipal, por lo que encontrar puntos de vista comunes es no solo necesario, sino posible. Ser constructivos es una prioridad en esta época de crisis, como bien indica el concejal, pero sin vulnerar los derechos y opiniones del resto de la corporación que también representa los intereses de ciudadanos de Rocafort. Debemos de avanzar unidos en todo aquello que es interés de todos.

El dialogo y la formula de gobierno han fallado, nadie lo puede negar, cuando los resultados electorales, es decir, el mandato de los vecinos de Rocafort (sin mayorías absolutas, seis formaciones políticas con representación) obligaba claramente a ello, pero no podemos echar la culpa de manera indiscriminada a quien, tras implicarse en la gestión y asumiendo una responsabilidad para trabajar por Rocafort, se significa públicamente renunciando a su cargo alegando imposibilidad de ejercerlo en condiciones para llevar a cabo sus obligaciones. Esto debe de ser un toque de atención para TODOS. Para que todas las partes aprendamos que debemos de colaborar, aun teniendo puntos de vista diferentes, por que en el fondo debemos de tener seguro un objetivo común: mejorar la vida de los ciudadanos de Rocafort.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.