Hace ya unos días redactamos un artículo sobre el patrimonio arbóreo. En el mismo desgranábamos las diferentes necesidades de planificación, mantenimiento y otras obligaciones de las administraciones locales y supralocales para con los diferentes árboles y vegetación de los entornos de los que son responsables. Este artículo venía fundamentado por el problema de seguridad existente con los pinos del Llar dels Jubilats en donde se había desprendido (de manera muy violenta para el árbol) una de sus ramas.

Primera foto de rotura de rama
Primera foto de rotura de rama
Segunda foto de rotura de rama
Segunda foto de rotura de rama

A día de hoy se ha decretado su tala inmediata debido al peligro y otras consideraciones técnicas reflejadas en los dos informes que se han solicitado. Dicho decreto se publica de la siguiente manera:

La alcaldesa, con el acuerdo por unanimidad de todo el equipo de gobierno, ha resuelto ordenar la tala de los dos ejemplares de Pinus Halepensis existentes en la terraza del edificio destinado a la asociación de Jubilados y Pensionistas de Rocafort con El objetivo de garantizar la seguridad de las personas.

Como ya decíamos en nuestro anterior artículo era necesario y perentorio que se mostrara para transparencia y tranquilidad del pueblo todos informes técnicos, y sobre todo el que realizaban los técnicos del Botánico de Valencia, y así lo ha hecho el Ayuntamiento: informe privado e Informe del Botánico. Al tiempo comentábamos que es muy importante la buena planificación de los patrimonios arbóreos que conforman un municipio, algo que no se suele llevar a cabo tras hacer las planificaciones urbanas. Cabe destacar de los informes técnicos varios puntos clave que pasamos a detallar:

Riesgo de desplome del cimal nº1: Alto.
Riesgo de desplome del cimal nº2: Medio-Alto.
Riesgo de colapso del árbol nº 2: Medio.”

La plantación de los pinos en este espacio no fue muy acertada, ni en la elección de la especie, Pinus halepensis Mill, excesivamente grande para el espacio destinado, ni en su ubicación, demasiado cerca de las construcciones, con las que a medio y largo plazo interferirán.

Nos encontramos ante dos árboles jóvenes, en plena fase de crecimiento, que en la actualidad ya presentan serios problemas biomecánicos. La imposibilidad de eliminar completamente el riesgo que presentan los pinos a medio y largo plazo mediante trabajos o actuaciones de arboricultura, la alta frecuentación de la zona por personas mayores y el elevado riesgo de diana en caso de rotura o colapso de los ejemplares, hace recomendable su abatimiento y posterior sustitución por especies más pequeñas, que minimicen los riesgos en el futuro.

Es de alabar que el segundo informe técnico, mucho más elaborado y de rigor que el primero, evalúa no tan solo los daños y las medidas a adoptar a corto plazo, sino que propone una alternativa de sustitución paisajista de posible implantación inmediata. Citamos el informe de nuevo y les situamos los dos planos de propuesta:

PRIMERA PROPUESTA DE REPLANTACIÓN
PRIMERA PROPUESTA DE REPLANTACIÓN
SEGUNDA PROPUESTA DE REPLANTACIÓN
SEGUNDA PROPUESTA DE REPLANTACIÓN

La sustitución de los ejemplares debería de realizarse con especies más pequeñas, de porte globoso o aparasolado, caducas, que den sombra en verano y permitan el paso del sol en invierno y a ser posible que tengan floración abundante, coloración otoñal, etc., como:
Cercis siliquastrum L, árbol del amor, con flores rosadas al principio de la primavera, antes de brotar las hojas.
Fraxinus ornus L. Fresno de flor, con floración blanca a finales de primavera, hojas amarillas en otoño.
Bauhinia × blakeana Dun. Árbol de las orquídeas, Pata de vaca (forma de las hojas),
Florece final de primavera, morado, blanco.

Consideramos que para el espacio disponible, con dos árboles de una de las especies sugeridas sería suficiente. Para realizar la plantación y que esta sea viable en el tiempo, se abrirán dos amplios agujeros en el pavimento, de unos 2 m. de diámetro, o una franja corrida tal como se indica en la propuesta. Se sacaran los 30 primeros cm de suelo y se reservaran, se sacaran otros 50 cm. de suelo y se eliminaran. Se aportará suelo de buena calidad, mezclándolo con los primeros 30 cm de tierra reservada, hasta llenar el agujero, dejando los últimos 10 cm sin rellenar. Plantar los árboles al mismo nivel de suelo que traigan con el cepellón, sin enterrarlos, ni dejarlos superficiales, al mismo nivel, colocar 1 o varios tutores si fueran necesarios (en función del tamaño de árbol comprado). Una vez finalizada la plantación, regar copiosamente para que se asiente el terreno, para finalizar, aportar 8 cm de corteza de pino en toda la superficie.
Regar periódicamente durante el año siguiente (en función de la climatología), hasta que arraiguen, después eliminar los tutores y espaciar los riegos, ya que las especies sugeridas se adaptan bien a nuestro clima.
También podrían plantarse algunas plantas trepadoras en las esquinas, para que cubriesen de flores la valla, o con hojas las paredes, como:
Parthenocissus tricuspidata (Siebold & Zucc.) Planch.. Parra virgen. Cubre las paredes, no agresiva, hojas verdes que se tornan rojo fuego en otoño. Caduca.
Wisteria sinensis (Sims) DC., Glicina. Floración final primavera, violeta. Caduca
Trachelospermum jasminoides (Lindl.) Lem. Floración en primavera, blanca, muy
aromática. Perenne.

Ahora solo nos queda lamentarnos profundamente por la pérdida de dos espléndidos seres vivos que han estado con nosotros desde hace muchos años, pero que en ningún caso pueden valer más que la vida y seguridad de los vecinos que bajo ellos transitan. Esperemos pronto ver ejecutado un proyecto como el que proponen los especialistas del Botánico de repoblación que haga un poco más amable el entorno de cemento y construcciones de nuestro Llar dels Jubilats.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.