El pasado pleno del 25 de septiembre, nos sobresaltó una pregunta que se formuló a la alcaldesa en el Pleno. Preguntó alguien del público, al parecer vinculado a la formación socialista, a doña Amparo Sampedro:

“Si te ponen una demanda judicial o te denuncian a la fiscalía, porque con tantas ilegalidades ¿Quién va a pagar la defensa de Amparo Sampedro?”

Ella respondió:

“La de Amparo Sampedro no lo sé. La de la alcaldesa, el ayuntamiento”

Esa pregunta que parece una salida de tono, al mismo tiempo pone en evidencia la total y absoluta tranquilidad de la alcaldesa de Rocafort a la hora de responder a semejante a duda. No hizo ademán de sorpresa o trató de explicar que ella tenía total y absoluta certeza de que eso no iba a ocurrir, no, en lugar de eso responde con una total y absoluta sangre fría, dejando claro que cuando eso ocurre, el juicio lo pagaremos entre todos los ciudadanos de Rocafort. Esto ha levantado todas las alarmas entre los habitantes: ¿qué está ocurriendo aquí?

En un momento en que los partidos están alzando la bandera de corrupción cero en sus filas, y más concretamente en un partido como el PSOE donde Pedro Sánchez se ha mostrado inflexible en estos temas y vía fax ha expulsado a los militantes de su formación que se han visto enredados en la trama de las tarjetas black de Caja Madrid, sorprende como Amparo Sampedro en lugar de defenderse en el pleno, zanja la cuestión de forma destemplada. Causa estupor, pues los ciudadanos necesitamos certezas, necesitamos saber que aquellos que nos gobiernan, aquellos que están realizando una tarea tan importante como es la de gestionar el dinero de todos, están desempeñando esa labor de manera justa, impecable, clara y transparente. Por ello exigimos que se aparte cualquier género de duda que pueda hacer que la confianza se pierda, pues la confianza es la primera herramienta de la democracia. ¿Qué tiene un votante, un ciudadano que confiado va la jornada electoral a depositar su voto en la urna si no es confianza? La confianza se gana día a día, demostrando que todo está claro, que las reglas de juego son para todos las mismas. Cuando entramos en favoritismos y damos a unos ciertas cosas que a otros les negamos, estamos cometiendo no sólo injusticias sino ilegalidades.

La corrupción es algo muy extendido en la política, algo que se esconde en cada rincón, en cada cajón, en cada licencia emitida de forma ilegal, en cada documento extraviado, en cada negación de información al ciudadano, en cada recalificación ilegal de suelo para favorecer a un amigo o personaje poderoso en detrimento del resto de ciudadanos. Esa es la verdadera corrupción, todos la conocemos, estamos cansados de leerla en la prensa y verla en televisión. Nos gustaría que algo así quedara lejos de nuestras casas, de nuestro municipio, de nuestros nombres. Esa infamia que beneficia a poderosos que se sienten sátrapas jugando al monopoli sobre el tablero de nuestras vidas, esclaviza y maltratan a la ciudadanía. Es algo indeseable porque no es agradable conseguir notoriedad vinculando nuestro nombre a casos de corrupción, es algo que los sucesivos gobiernos del Partido Popular han hecho en la Comunidad Valenciana y causa bochorno a todos los valencianos, pero no por eso el resto de partidos está limpio, ni mucho menos. Nos han puesto en el mapa de la peor manera, humillándonos y mostrando lo peor de nuestras almas.

Por todo ello queremos que al menos nuestro pueblo se mantenga limpio, libre de mácula, ajeno a sospechas… Integro. Sólo le pedimos eso: queremos sentirnos orgullosos de vivir en Rocafort, y de los políticos que en este municipio nos representan, no de nuevo avergonzados. Hágase bien el trabajo y juicios no serán necesarios.

Pleno 040 2014 09 25 09: http://youtu.be/H8ccGBLItVY – A partir del minuto 3:00

Eve

2 COMENTARIS

  1. Vivo en un pueblo que antes con el PSOE y ahora con el PP nos ha dejado expoliados pero lo vuestro no tiene nombre.abajo los corruptos los irresponsables los aprovechados …ciudadanos todos unidos haremos una sociedad mucho mejor

  2. Muchas gracias por tu comentario. Sí, la ciudadanía ha de reaccionar y no delegar en los políticos profesionales, permitiendo que nos gobiernen con total irresponsabilidad y en beneficio de sus propios intereses, y no en beneficio del interés general.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.