Hoy continua en los medios, la información relativa al grave incidente del pasado Pleno Municipal. Todo el mundo puede cometer errores, es cierto. Pero en este caso, no son admisibles las explicaciones del teniente de alcalde del Ayuntamiento de Rocafort, en base a “continuas provocaciones” y “alusiones personales” o a que lo hizo “a microfono cerrado” y “en voz baja”. Los políticos han de debatir, y no desacreditar al adversario político si no pueden rebatirle.

Y no lo son, porque ni cualquier cosa que haya podido decir el injuriado (la “provocación” es siempre un concepto relativo, a cada uno le provocan cosas diferentes, pero las “alusiones personales” son algo objetivo, tendrá que aclarar cuales son, y la crítica política, por dura que sea, no lo es), o la forma “discreta” en que se hubiera podido hacer (más que dudosa, se trataba de un Pleno Municipal), pueden justificar que un político y gestor público profesional de nuestro pueblo (pues es el único edil que se dedica profesionalmente a la gestión municipal), realice un ataque verbal de tal magnitud y carácter personal, totalmente alejado de cualquier mínima relación con la actividad política…

Al margen del grado de razón que tengan cada una de las posturas existentes en nuestra corporación municipal, lo cierto es que, con esta actuación de su portavoz, el Equipo de Gobierno ha perdido mucha credibilidad.

LEVANTE-EMV: 12/10/2014

Plenos ´al rojo vivo´

Algunos enfrentamientos dialécticos en las corporaciones locales han terminado en agresiones y demandas judiciales – Alcaldes y concejales recurren al exabrupto en la tensión del debate

levante-emv | valencia La rivalidad entre los grupos políticos calienta, en ocasiones demasiado, los enfrentamientos dialécticos en los plenos municipales. Algunas intervenciones han pasado a formar parte de la memoria colectiva de las corporaciones locales. Otras, en cambio, han tenido que ser aclaradas en los juzgados.

El PSPV señala a un edil del PP por «ir de coca» en Rocafort
En el último pleno ordinario celebrado en Rocafort, el portavoz del grupo municipal socialista y primer teniente de alcalde, Víctor Jiménez Bueso, aseguró durante la discusión por unas contrataciones que el portavoz del PP, Alejandro Llácer, «va de coca», opinión que corroboró apenas unos segundos después, y tras ser increpado por su compañera de partido y alcaldesa Amparo Sampedro, con las palabras «es que se le nota». La primera edil expulsó inmediatamente a Jiménez Bueso pero también a Llácer y a la edil popular Carmen Fernández, porque reaccionaron a las acusaciones del teniente de alcalde con una serie de insultos, entre ellos «tú eres un degenerado» que dijo Llácer. Los concejales del PP han interpuesto en el Juzgado de Paz de esta localidad sendas demandas de conciliación dirigidas al edil socialista, que ha calificado su actuación de desafortunada. «No me siento orgulloso y creo que no se las merece», declaró el portavoz socialista a Levante-EMV para subrayar a continuación que lo hizo en voz baja y a micrófono cerrado, lo que, según señaló, demostraría que no lo dijo con «ánimo de injuriar». También aseguró que sus palabras surgen tras las «continuas provocaciones» y «alusiones personales» en los plenos por parte del grupo municipal del PP a lo largo de este mandato y en la sesión del 25 de septiembre especialmente.

(…)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.